La Comunidad del Idioma

Eso que hay detrás de las palabras

Recuerdo una frase de uno de los cuentos de Cabrera Infante, “y debajo de las palabras carbonell41.jpgcorrían otras palabras”. De algún modo esa premisa se aplica a los textos poéticos y narrativos y a toda materia sugerible, aquella que no puede ser señalada por un lenguaje denotativo (como la sensación de asfixia en lugares cerrados) y la que se usa así a pesar de poseer una palabra que la determine, decir por ejemplo que el sol es el ojo del cielo.

Claro, ese es el lenguaje que prefiere la poesía, pero no significa que siempre que se use dará como resultado un texto poético. Algunos poetas del siglo pasado, como William Carlos Williams, demostró que un lenguaje terriblemente denotativo puede transportar cantidades sustanciales de sugerencias, como en el poema Es un decir:

Me comí

las ciruelas

que había en la nevera

y que seguramente

guardabas

para el desayuno.

Perdóname.

Estaban deliciosas,

tan dulces

y tan frías.

Esa demostración basta para comprender que la poesía puede prescindir de eso que denominamos lenguaje poético. De un tiempo para acá se sabe que la poesía es algo más que lenguaje, y las palabras más comunes urden historias asombrosas. Ahora, contrario a lo que antes era una regla poética, las frases elaboradas y las palabras ampulosas componen lo que suele llamarse rebuscado, y ha pasado a ser parte del mal gusto, de lo anticuado y de la ignorancia.

Sin embargo, el destello del poema de William Carlos Williams proviene de un mineral frágil y elusivo, como el tesoro al final del arco iris, ya que puede transmitir la falsa premisa de que todos los recados son poemas o sujetos de análisis poético. De ahí que leer la poesía contemporánea es a veces similar a desbrozar cosechas selváticas con las manos, un trabajo arduo, confuso y sin final.

No por otra razón apenas salimos de un siglo donde ha cobrado tanto prestigio la crítica. El crítico es el peón que realiza el duro trabajo de labrar y extraer lo valioso de todos esos textos para no tener que hacerlo nosotros, y así nos acostumbramos a leer libros debidamente prologados y analizados y, de paso, con algún premio de por medio. O, de preferencia, reediciones de un autor definitivamente muerto.

Volvamos al recado de Williams. Eso que transmite el poema, esa sustancia que esta detrás de un aparente mensaje pegado en la puerta del refrigerador, ese algo que pasa de las letras al lector y le deja una serie de sensaciones -según el animo o las propensiones del lector- es lo que antes llamaban.

Las lecturas pueden ser infinitas, según el número de lectores y el número de veces que cada uno lo lea, pero el texto es de algún modo irrepetible, autónomo, único. Puede que sea algo mas que palabras, pero es obvio que solo se encuentra debajo de las mismas palabras.

Frase por frase o palabra por palabra, nunca entenderemos el alcance total del poema. ¿Pero de que otra forma sería si pensamos por ejemplo en lo que incluye cada palabra o cada letra del alfabeto, si una sola letra, la B por ejemplo, era la imagen de un pie en el antiguo Egipto? ¿Qué nos hace suponer que ese pie no sigue ahí?

Anuncios
Estándar

Un comentario en “Eso que hay detrás de las palabras

  1. Óscar Sierra dijo:

    Detras de las palabras encontramos otras -recomiendo leer la estructura ausente del semiólogo italiano UMBERTO ECO-, las connotaciones en la poética se anexan al fenómeno lingüístico y de por sí semántico para lograr entender las lexias en una sociedad donde el lenguaje tiene una función de comunicación. A veces la gente se pregunta por qué uno habla con terminologías ambiguas, pero no se puede acudir al lenguaje familiar para escribir un poema o una obra literaria, no digo que no se pueda dar una simbiosis entre las funciones del lenguaje de las que nos expone ROMAN JACOBSON.

    Óscar Sierra
    oscarsierr@yahoo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s