La Comunidad del Idioma

¿Cuándo algo está allí, ahí o allá?

poul-carbajalDifícil es establecer la diferencia de los espacios que determinan los adverbios aquí, acá, allá, allí, ahí. Es más, cualquier explicación en torno a su uso suele volverse compleja, ya que existen muchos aspectos que se relacionan con cada uno de ellos -algo que no contradice el hecho de que el ejercicio de la lengua supera su propio conocimiento-. Lo que nunca debe se confundir es que, por muy vago que sea lo que determinan, no son válidos para expresar tiempo.

No existe una regla clara en torno a cuándo un objeto está lo suficientemente cerca para señalarlo y decir “acá” y cuándo decir “aquí”. Casi siempre, la comprensión adecuada de este adverbio de lugar requiere el acuerdo de los hablantes. Es decir, si “acá” o “allí” contienen la información clara de un objeto que debe ser señalado.

Así, si de lo que se habla (el objeto directo, ya sea una persona, un animal o una cosa) está en un espacio más cerca de los hablantes en relación a otro, entonces es normal que usemos “acá”. Cuando damos direcciones, siempre que tomamos un punto de referencia acostumbramos delimitar “acá” -más cerca de nosotros- o “allá” -más alejado- cuando establecemos el lugar de un objeto.

De igual modo, usamos “aquí” para referirnos a algo que tenemos a la vista o a la mano; pero también es un término de referencia en relación a otro lugar. Podemos decir “aquí está el director”, para presentar a una persona ante los demás, señalando un ámbito de extrema cercanía. Igual podemos decir “aquí en Honduras”, para identificar una proximidad menos concreta, pero un sentido de la cercanía que nos envuelve de manera directa.

En relación a “allí” o “ahí”, muchos los consideran sinónimos y los usan casi siempre indiferenciados. Otros establecen un patrón que señala el ahí en referencia a un sitio más cercano que “allí”.

Algunos especialistas clasifican estos adverbios por correlación. Acá, allá, acullá (un intensivo de allí o allá y que está en desuso); aquí, ahí, allí; en ese orden de cercanía-lejanía. Esta sí sería lo que hay que cuidar al momento de usar estos adverbios. Es decir, si decimos que algo está “acá”, por consiguiente lo debemos relacionar con un ámbito que está “allá”. No diremos esto está “acá” y aquello “allí”, porque estos adverbios no tienen correlación.

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta es que el adverbio ahí se usa también para señalar sitios indeterminados. Por ejemplo, cuando decimos “dicen por ahí”. Es impropio usar “dicen por allí”, porque allí nos indica un lugar mucho más preciso.

Un aspecto que ayuda al buen uso de estos adverbios es su correspondencia con los pronombres demostrativos: esto, este, esta, eso, aquel, aquello, aquella, etc. Es decir, “esto” está “aquí”, “eso” está “ahí” y “aquello” está “allí”.

Ahora cuando usamos una frase como “fue ahí”, no hay que confundir este uso con una cuestión de tiempo. Lo que determina el “ahí” en esta frase es el lugar: “fue ahí donde…”

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s