La Comunidad del Idioma

Razones del uso incorrecto de diabetes

antonio-madueno

Los eventos del 11 de septiembre en Estados Unidos sirvieron para desnudar una regla mediática: repite una frase hasta que se convierta en verdad. Según analistas, esto fue la estrategia de la administración Bush para captar el apoyo de la mayoría de ciudadanos y obtener los recursos de parte de los congresistas.

Una regla que bien puede aplicarse a otras áreas, como el idioma. Dado que en Honduras profesamos una cultura ágrafa, que no lee, al grado de hacer de esto un motivo de orgullo, la mayor parte de la información que percibimos es de los medios audiovisuales, y de ahí, la mayoría de palabras de nuestro vocabulario provienen de una difusión oral, especialmente la televisión. Sigue leyendo

Anuncios
Estándar
Orbis

Otra es mi manera de morir: Salvador Madrid

Construcción del personajebargnia2

Luego de un silencio significativo después de su primer libro, Visión de las cenizas, Salvador Madrid ha decidido mostrar estos trabajos en exclusiva para el deleite riguroso de los lectores de Orbis. Hay, detrás de estos poemas, la construcción de un personaje que habla consigo mismo en busca de respuestas, la afirmación adánica del poeta como primer hombre que dictamina el mundo, la imperiosa lectura espiritual en las cosas simples, que nunca han sido inocentes y a las que quiere exorcizar. Poemas de largo aliento, voz atemperada, quizá se arriesga demasiado al discurrir solitaria y ajena, lejos del humor y del calor cotidiano. La invitación es también para acercarse a la plástica del cubano Ernesto Miguel Blanco Sanciprián.

SALVADOR MADRID

Nació en Naranjito Santa Bárbara, el 7 de mayo de 1978. Ha publicado el libro de poesía Visión de las Cenizas y la antología de poesía hondureña La hora siguiente. Actualmente es coordinador de Paíspoesible.

Sigue leyendo

Estándar
Orbis

No le tengo miedo a la soledad: Etnairis Rivera

La ínsula perturbadajoseo-garcia-millan

A esta hora, en Puerto Rico, unos pocos se dirigen a un centro de votación a decidir entre Obama e Hillary. Para la poeta Etnairis Rivera, como a la mayoría, esto es una experiencia insufrible; toca el nervio doloroso que atraviesa la pequeña isla; tanto que piensa llegar a San Juan hasta el final del día, cuando el espectáculo de la infamia haya pasado. Extraño, los isleños pueden votar en las primicias, pero no tienen derecho a participar en las elecciones presidenciales, nos recordó. Y mientras usted desteje los misteriosos hilos que unen todas las causas del universo, lo invitamos a conocer una breve muestra de la obra de Etnairis y algunas opiniones de lo mucho que conversamos. Sigue leyendo

Estándar